San Carlos Centro - Santa Fe - Argentina
Jueves 19 de Julio de 2018
Gobierno de San Carlos CentroComuna de San Carlos NorteComuna de San Carlos Sud
LA VOZ DE SAN CARLOS, EL PRIMER MEDIO DE INFORMACIÓN DIGITAL DE SAN CARLOS
El Desván
18-02-2012 | LOS CUATRO ACUERDOS DE LA SABIDURÍA TOLTECA (Miguel Ruiz)
El Cuarto Acuerdo «Haz siempre lo máximo que puedas»
Sólo hay un acuerdo más, pero es el que permite que los otros tres se conviertan en hábitos profundamente arraigados. El Cuarto Acuerdo se refiere a la realización de los tres primeros: Haz siempre lo máximo que puedas.

Bajo cualquier circunstancia, haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Pero piensa que eso va a variar de un momento a otro. Todas las cosas están vivas y cambian continuamente, de modo que, en ocasiones, lo máximo que podrás hacer tendrá una gran calidad, y en otras no será tan bueno. Cuando te despiertas renovado y lleno de vigor por la mañana, tu rendimiento es mejor que por la noche cuando estás agotado. Lo máximo que puedas hacer será distinto cuándo estés sano que cuando estés enfermo, o cuando estés sobrio que cuando hayas bebido. Tu rendimiento dependerá de que te sientas de maravilla y feliz o disgustado, enfadado o celoso.

En tus estados de ánimo diarios, lo máximo que podrás hacer cambiará de un momento a otro, de una hora a otra, de un día a otro. También cambiará con el tiempo. A medida que vayas adquiriendo el hábito de los cuatro nuevos acuerdos, tu rendimiento será mejor de lo que solía ser.
Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más energía de la necesaria y, al final, tu rendimiento no será suficiente. Cuando te excedes, agotas tu cuerpo y vas contra ti, y por consiguiente te resulta más difícil alcanzar tus objetivos. Por otro lado, si haces menos de lo que puedes hacer, te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios, culpas y reproches.

Limítate a hacer lo máximo que puedas, en cualquier circunstancia de tu vida. No importa si estás enfermo o cansado, si siempre haces lo máximo que puedas, no te juzgarás a ti mismo en modo alguno. Y si no te juzgas, no te harás reproches, ni te culparás ni te castigarás en absoluto. Si haces siempre lo máximo que puedas, romperás el fuerte hechizo al que estás sometido.

Había una vez un hombre que quería trascender su sufrimiento, de modo que se fue a un templo budista para encontrar a un maestro que le ayudase. Se acercó a él y le dijo:

«Maestro, si medito cuatro horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?». El maestro le miró y le respondió: «Sí meditas cuatro horas al día, tal vez lo consigas dentro de diez años».

El hombre, pensando que podía hacer más, le dijo: «Maestro, y si medito ocho horas al día, ¿cuánto tiempo tardaré en alcanzar la iluminación?».

El maestro le miró y le respondió: «Si meditas ocho horas al día, tal vez lo lograrás dentro de veinte años».

«Pero ¿por qué tardaré más tiempo si medito más?», preguntó el hombre.

El maestro contestó: «No estás aquí para sacrificar tu alegría ni tu vida. Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar. Si puedes alcanzar tu máximo nivel en dos horas de meditación, pero utilizas ocho, sólo conseguirás agotarte, apartarte del verdadero sentido de la meditación y no disfrutar de tu vida. Haz lo máximo que puedas y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz».

Si haces lo máximo que puedas, vivirás con gran intensidad. Serás productivo y serás bueno contigo mismo porque te entregarás a tu familia, a tu comunidad, a todo. Pero la acción es lo que te hará sentir inmensamente feliz. Siempre que haces lo máximo que puedes, actúas. Hacer lo máximo que puedas significa actuar porque amas hacerlo, no porque esperas una recompensa. La mayor parte de las personas hacen exactamente lo contrario: sólo emprenden la acción cuándo esperan una recompensa y no disfrutan de ella. Y ese es el motivo por el que no hacen lo máximo que pueden.

Por ejemplo, la mayoría de las personas van a trabajar y piensan únicamente en el día de pago y en el dinero que obtendrán por su trabajo. Están impacientes esperando a que llegue el viernes o el sábado, el día en el que reciben su salario y pueden tomarse unas horas libres. Trabajan por su recompensa y el resultado es que se resisten al trabajo. Intentan evitar la acción; ésta entonces se vuelve cada vez más difícil y esas personas no hacen lo máximo que pueden. Trabajan muy duramente durante toda la semana, soportan el trabajo, soportan la acción, no porque les guste, sino porque sienten que es lo que deben hacer. Tienen que trabajar porque han de pagar el alquiler y mantener a su familia. Son personas frustradas y cuando reciben su paga, no se sienten felices.

Tienen dos días para descansar, para hacer lo que les apetezca y ¿qué es lo que hacen? Intentan escaparse. Se emborrachan porque no se gustan a sí mismos. No les gusta su vida. Cuando no nos gusta como somos, nos herimos de muy diversas maneras. Sin embargo, si emprendes la acción por el puro placer de hacerlo, sin esperar una recompensa, descubrirás que disfrutas de cada cosa que llevas a cabo. Las recompensas llegarán, pero tú no estarás apegado a ellas. Si no esperas una recompensa, es posible que incluso llegues a conseguir más de lo que hubieses imaginado. Si nos gusta lo que hacemos y si siempre hacemos lo máximo que podemos, entonces disfrutamos realmente de nuestra vida. Nos divertimos, no nos aburrimos y no nos sentimos frustrados.

Cuando haces lo máximo que puedes, no le das al Juez la oportunidad de que dicte sentencia y te considere culpable. Si has hecho lo máximo que podías y el Juez intenta juzgarte basándose en tu Libro de la Ley, tú tienes la respuesta: «Hice lo máximo que podía». No hay reproches. Ésta es la razón por la cual siempre hacemos lo máximo que podemos. No es un acuerdo que sea fácil de mantener, pero te hará realmente libre. Cuando haces lo máximo que puedes, aprendes a aceptarte a ti mismo, pero tienes que ser consciente y aprender de tus errores. Eso significa practicar, comprobar los resultados con honestidad y continuar practicando. Así se expande la conciencia.

Cuando haces lo máximo que puedes no parece que trabajes, porque disfrutas de todo lo que haces.

Sabes que haces lo máximo que puedes cuando disfrutas de la acción o la llevas a cabo de una manera que no te repercute negativamente. Haces lo máximo que puedes porque quieres hacerlo, no porque tengas que hacerlo, ni por complacer al juez o a los demás. Si emprendes la acción porque te sientes obligado, entonces, de ninguna manera harás lo máximo que puedas. En ese caso, es mejor no hacerlo. Cuando haces lo máximo que puedes, siempre te sientes muy feliz; por eso lo haces. Cuando haces lo máximo que puedes por el mero placer de hacerlo, emprendes la acción porque disfrutas de ella.

La acción consiste en vivir con plenitud. La inacción es nuestra forma de negar la vida, y consiste en sentarse delante del televisor cada día durante años porque te da miedo estar vivo y arriesgarte a expresar lo que eres. Expresar lo que eres es emprender la acción. Puede que tengas grandes ideas en la cabeza, pero lo que importa es la acción. Una idea, si no se lleva a cabo, no producirá ninguna manifestación, ni resultados ni recompensas.

Hacer lo máximo que puedas es un gran hábito que te conviene adquirir. Yo hago lo máximo que puedo en todo lo que emprendo y siento. Hacerlo se ha convertido en un ritual que forma parte de mi vida, porque estás vivo. No disfrutar de lo que sucede ahora mismo es vivir en el pasado, es vivir sólo a medias. Esto conduce a la autocompasión, el sufrimiento y las lágrimas.

Naciste con el derecho de ser feliz. Naciste con el derecho de amar, de disfrutar y de compartir tu amor. Estás vivo, así que toma tu vida y disfrútala. No te resistas a que la vida pase por ti, porque es Dios que pasa a través de ti. Tu existencia prueba, por sí sola, la existencia de Dios. Tu existencia prueba la existencia de la vida y la energía.

No necesitamos saber ni probar nada. Ser, arriesgarnos a vivir y disfrutar de nuestra vida, es lo único que importa. Di que no cuando quieras decir que no, y di que sí cuando quieras decir que sí. Tienes derecho a ser tú mismo. Y sólo puedes serlo cuando haces lo máximo que puedes. Cuando no lo haces, te niegas el derecho a ser tú mismo. Ésta es una semilla que deberías nutrir en tu mente. No necesitas muchos conocimientos ni grandes conceptos filosóficos. No necesitas que los demás te acepten.

Expresas tu propia divinidad mediante tu vida y el amor por ti mismo y por los demás.

Los tres primeros acuerdos sólo funcionarán si haces lo máximo que puedas. No esperes ser siempre impecable con tus palabras. Tus hábitos rutinarios son demasiado fuertes y están firmemente arraigados en tu mente. Pero puedes hacer lo máximo posible. No esperes no volver nunca más a tomarte las cosas personalmente; sólo haz lo máximo que puedas. No esperes no hacer nunca más ninguna suposición, pero sí puedes hacer lo máximo posible.

Si haces lo máximo que puedas, hábitos como emplear mal tus palabras, tomarte las cosas personalmente y hacer suposiciones se debilitarán y con el tiempo, serán menos frecuentes. No es necesario que te juzgues a ti mismo, que te sientas culpable o que te castigues por no ser capaz de mantener estos acuerdos. Cuando haces lo máximo que puedes, te sientes bien contigo mismo aunque todavía hagas suposiciones, aunque todavía te tomes las cosas personalmente y aunque todavía no seas impecable con tus palabras.

Si siempre haces lo máximo que puedas, una y otra vez, te convertirás en un maestro de la transformación. La práctica forma al maestro. Todo lo que sabes lo has aprendido mediante la repetición.

Si haces lo máximo que puedas en la búsqueda de tu libertad personal y de tu autoestima, descubrirás que encontrar lo que buscas es sólo cuestión de tiempo. No se trata de soñar despierto ni de sentarse varias horas a soñar mientras meditas. Debes ponerte en pie y actuar como un ser humano. Debes honrar al hombre o la mujer que eres. Debes respetar tu cuerpo, disfrutarlo, amarlo, alimentarlo, limpiarlo y sanarlo. Ejercítalo y haz todo lo que le haga sentirse bien. Tu propio cuerpo es una manifestación de Dios, y si honras a tu cuerpo, todo cambiará para ti. Cuando des amor a todas las partes de tu cuerpo, plantarás semillas de amor en tu mente, y cuando crezcan, amarás, honrarás y respetarás tu cuerpo inmensamente.

Cuando honres estos cuatro acuerdos juntos, ya no vivirás más en el infierno. Definitivamente, no. Si eres impecable con tus palabras, no te tomas nada personalmente, no haces suposiciones y siempre haces lo máximo que puedas, tu vida será maravillosa y la controlarás totalmente.
Los Cuatro Acuerdos son un resumen de la maestría de la transformación, una de las maestrías de los Toltecas. Transformas el infierno en cielo. Sólo tienes que adoptarlos y respetar su significado y su poder.

0        Sí        0        3541       

Noticias Relacionadas
El tercer acuerdo consiste en no hacer suposiciones.
El Segundo Acuerdo consiste en no tomarte nada personalmente.
Primer acuerdo:SE IMPECABLE CON TUS PALABRAS
Tiempo de vacaciones - ¿Disfrute o escape?
Mercedes Sosa y René Pérez- "Canción para un niño en la calle"
DERECHO A LA DESCONEXIÓN
El corazón es un centro espiritual donde las religiones confluyen
Desapego
Diez consejos del Lama Kalu Rimpoché
NINGÚN LUGAR ESTA LEJOS RICHARD BACH
EL VERDADERO VALOR DEL ANILLO Jorge Bucay
Jorge Bucay, 26 cuentos para pensar
Los hijos de los días Eduardo Galeano
El fingimiento feliz (o la ficción afortunada) Marqués de Sade
Acerca de la muerte de Bieito Rafael Dieste
Sé luz
Los alimentos y sus energías sutiles curativas. Entrevista a Karmelo Bizkarra
El cuerpo habla
Capítulo 01: Razón & Corazón
Chiyono
ZONA DE CONFORT

Escriba su Comentario si lo desea

Nombre o Nickname


(*) E-Mail


Comentario


Acepto Términos y Condiciones

(*) No son Obligatorios Completar

     

TÉRMINOS Y CONDICIONES DEL SERVICIO DE ''COMENTARIOS''

La Voz de San Carlos (Digital)

controla la información que los Usuarios proveen a través de este medio, y se reserva el derecho a interrumpir o finalizar el acceso a este medio de participación, sin previo aviso, a quienes atenten contra el normal funcionamiento del mismo.

En este espacio no está permitido:

. Utilizar lenguaje obsceno, discriminatorio y ofensivo.
. Cualquier tipo de ataque personal contra otros participantes.
. Todo acto contrario a las leyes, moral y buenas costumbres.

La Voz de San Carlos (Digital) se reserva el derecho de supervisar los comentarios, y los moderadores se reservan el derecho de no publicar (o remover luego de ser publicados) aquellos contenidos propuestos por los usuarios que no respondan estrictamente a los objetivos de los comentarios y a los parámetros establecidos en el presente reglamento.

Está prohibido violar directa o indirectamente los derechos intelectuales de propiedad de cualquier persona, cualquier copyright, marcas, derechos de publicidad, u otros derechos de propiedad. La Voz de San Carlos (Digital) no será en ningún caso responsable por dicha violación ni de las consecuencias que de ello se deriven.

Cada participante es único y exclusivo responsable de sus manifestaciones, dichos u opiniones.

Queda claro entonces, que las diferentes opiniones vertidas en los comentarios son de nuestros lectores, no de La Voz de San Carlos (Digital).

21-08-2017 | Reflexiones
Tiempo de vacaciones - ¿Disfrute o escape?
Todo el mundo está ocupado planeando, esperando, y soñando con sus próximas vacaciones. Bien sea que se trate únicamente de un simple fin de semana, o de un largo descanso de invierno, tomar unas vacaciones es una parte integral de la vida laboral, un tiempo en el que las personas sienten que se pueden relajar finalmente. Y, luego, cuando su vida laboral se termina llega la concebida dicha de la jubilación. Sin embargo, ¿no es lo que están haciendo otra cosa más que simplemente escapar de sí mismos?
1        No        0        568

19-08-2017 | La doctora en psicología Gabriela Dueñas opina que hay que estar alertas al avance del comercio en salud y educación. Marcela Isaías
Las neurociencias y el mercado en educación
Las neurociencias son un área de conocimiento científico con valiosos aportes para el campo de la salud y la educación. Sin embargo, también pueden representar un riesgo cuando sólo responden a determinados intereses, como los que imponen las industrias farmacéuticas. La opinión la comparte la doctora en psicología Gabriela Dueñas.

"Las neurociencias constituyen un área del conocimiento científico que en los últimos años viene haciendo investigaciones importantísimas, con valiosos aportes al campo de la salud y de salud mental.
[...]
1        No        0        560

27-02-2017 | CINE
Lista completa de ganadores de los Oscar 2017
GANADORES OSCARS 2017
La 84 edición de los Premios Oscar partía con una clara favorita: «'La ciudad de las estrellas - La La Land», que atesoraba 14 nominaciones. Aunque sin batir récords, la cinta de Damien Chazelle terminaba la noche con 6 galardones.

Ésta es la lista completa de ganadores a los Oscar 2017:
0        Sí        0        192

25-02-2017 | La importancia del diagnóstico temprano
Nuevo test revela el sexo del bebé en la quinta semana de gestación
Investigadores de la UNL desarrollaron un método para conocer tempranamente detalles del ADN. Se realiza mediante una extracción de sangre de la madre.
1        No        0        204

25-01-2017 | Cine
LA LISTA COMPLETA DE NOMINADOS AL OSCAR 2017
NOMINADOS AL OSCAR 2017
La Academia de Cine de Hollywood ha anunciado los nominados a los premios Oscar 2017, la edición número 89 de los premios de Hollywood, cuya gala se celebrará el próximo 26 de febrero. Hay 24 categorías y estos son los finalistas por apartados:
0        Sí        0        709

20-08-2017 | Para sentipensar
Mercedes Sosa y René Pérez- "Canción para un niño en la calle"
0        No        0        539

05-03-2017 | Reflexiones
El Silencio Interior y su Sabiduría Texto Taoista


"Habla simplemente cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca. Sé breve y preciso; ya que cada vez que dejas salir una palabra, dejas salir al mismo tiempo una parte de tu chi (Principio activo que forma parte de todo ser vivo. Supuestamente, el chi circula por el cuerpo humano pasando y activando los sietes chacras a lo largo de la espina dorsal. El término está extendido también en otros países del extremo oriente [Japón, Corea]. Es similar a los conceptos occidentales como energía, magnetismo animal, élan vital o energía vital [vitalismo]). De esta manera aprenderás a desarrollar el arte
de hablar sin perder energía. Nunca hagas promesas que no puedas cumplir.[...]
0        No        0        178

26-02-2017 | El mundo más allá de las redes
DERECHO A LA DESCONEXIÓN
Alejarse de Internet periódicamente tiene beneficios. La hiperconexión afecta al cerebro, aunque no se sabe cómo.

Antiguamente, es decir, hace siete años, cuando una persona esperaba a un amigo en la puerta de su casa, o cuando daba un paseo, sus manos estaban relajadas, metidas en los bolsillos, o moviéndose levemente con el vaivén de sus pasos. Su cerebro también parecía libre de actividad. Hoy en día, la irrupción de la tecnología en nuestras vidas es tal que la mayoría de nosotros consultamos el teléfono en estas situaciones. Algunos ayuntamientos han decidido poner semáforos en los bordillos para prevenir accidentes a quienes deambulan por la calle con los ojos fijos en las pantallas de sus teléfonos. Y cada vez hay más interés en qué efecto tiene esta hiperconexión en nuestro cerebro. No hay una respuesta clara, pero sabemos que cualquier actividad que repetimos con cierta frecuencia deja una huella en forma de conexiones neuronales y entrar en Internet es una actividad repetida hasta la saciedad por muchos de nosotros.
1        No        0        245

27-01-2017 | Reflexiones
El corazón es un centro espiritual donde las religiones confluyen
Las grandes tradiciones espirituales enseñan un mismo principio, el corazón es el sitio donde entramos en contacto con lo divino, con tu Yo Superior; allí existe una fuente de energía y poder inmensos, una llama divina de naturaleza espiritual que ha sido percibida a niveles internos por santos, yogis y maestros espirituales de oriente y occidente.

Científicos del Instituto de HeartMath realizaron un estudio sobre el corazón y la interacción del cerebro, examinando cómo el corazón y el cerebro se comunican entre sí y cómo eso afecta a nuestra conciencia y la forma en que percibimos nuestro mundo.
0        No        0        158

22-01-2017 | Momentos
Sé luz
La iluminación no es volverte invulnerable,
intocable, completamente protegido, totalmente desapegado.

No se trata de que te conviertas en algo. Para nada.

Se trata de que descubras
que eres LUZ.
1        No        0        245



Secciones
FM SOL 91.7 MHZ - SAN CARLOS NORTE - SANTA FE - ARGENTINA (EN VIVO)
Especiales
El Desván: Un espacio para el despertar.
Interés General
Santo Tomé Siglo XXI
Servicios
¿Desea Publicitar? ¡Contáctenos!
eXTReMe Tracker
Copyrigth © 2018 - La Voz de San Carlos E-Mail: lavoz@scarlos.com.ar BoffelliWeb de Guillermo Boffelli (Diseño y Programación Web Profesional)